Saltar al contenido

La celebración del Día de Todos los Santos

28 de octubre de 2013

La celebración de la noche del 31 de octubre se remonta hace 3.000 años, cuando los celtas celebraban el último día de su calendario, el Samhain o “fin del verano”. En culturas como la celta, el calendario estaba marcado por las estaciones del año. En Samhain finalizaba la temporada de las cosechas y en Samoinis (día 1 de noviembre) comenzaba la estación oscura que daba paso al invierno..

Imagen

Cuento “La castañita se ha perdido”. Ilustradora: Ester Garay. Escritora: Pat Ubach

Ese momento entre el esplendor del verano y la oscuridad del invierno era mágico para los celtas y creían que era la única noche del año en la que los espíritus del más allá podían volver. Por ello, cada familia realizaba un homenaje a aquellos seres queridos que habían fallecido y se disfrazaban con pieles de animales para ahuyentar a los espíritus malignos.

Imagen

Cuento “Un misterio para Carlota”. Ilustradora: Blanca Bk. Escritor: Jesús Aznar

Si bien los celtas estaban repartidos entre lo que ahora son los países de Francia, Inglaterra e Irlanda, con las diferentes oleadas migratorias se fueron extendiendo por muchos rincones de Europa hasta llegar a España trayendo consigo sus fiestas y tradiciones.

Con la difusión del catolicismo en el siglo VIII esta festividad fue adaptada por la Iglesia Católica, como muchas otras festividades paganas, y acabó denominándose “el Día de Todos los Santos” o “Halloween” (una forma de contracción de “All Hallows Eve”, la noche de todos los santos) en los países anglosajones.

No obstante, la mayor difusión de esta festividad se produjo, por una parte, con la llegada de los españoles a América en el siglo XV, donde se fusionó con la celebración mesoamericana de “El día de los Muertos”. Y, por otra parte,  con la llegada masiva de irlandeses a mediados del siglo XIX a América del Norte.

Como veis, ya se le conozca como Halloween, Día de Todos los Santos, Día de los Muertos o la Castañada, todas las celebraciones tienen en su origen la conmemoración del final de la época de las cosechas. Y es por ello que, pese a tener un nombre diferente, comparten el hecho de que los alimentos de esta estación están muy presentes esa noche. Calabazas, boniatos, castañas, frutos secos, hasta los dulces que se ofrecen a los niños en USA con el ya clásico “trick or treat” son un elemento fundamental de la festividad.

Imagen

Cuento “La castañita se ha perdido”. Ilustradora: Ester Garay. Escritora: Pat Ubach

Desde NiceTales queremos desearos una feliz celebración y para ello, el 31 de octubre, el cuento “La castañita se ha perdido” y otros cuentos podrán descargarse de forma gratuita desde nuestra aplicación https://itunes.apple.com/es/app/nicetales/id551366513

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: